5 preguntas clave para hacer introspección.

En muchas ocasiones, en los post, hablo de la introspección, me gustaría contarte un poco qué significa y por que me gusta esta técnica a mí.

La introspección, por definición psicológica, es la capacidad reflexiva, que la mente posee, de observar nuestro interior, nuestros pensamientos, nuestros actos, estados de ánimo o conciencia.
Es decir, la capacidad de mirar dentro de nosotros, observarnos para poder ver cómo y por qué funcionamos.

Así dicho parece fácil pero no lo es. Tanto en mi práctica profesional como en mí misma me doy cuenta que en numerosas ocasiones nos cuesta reflexionar sobre lo que nos pasa, sobre cómo reaccionamos y por qué. Quizá a veces nos es difícil porque nos da miedo reconocer ciertas partes de nuestro interior…pero no me voy a meter aquí porque es un terreno pantanoso…

Lo que me gustaría transmitir con este post es que para mí la introspección es una arma muy valiosa, con ella podemos llegar a conocernos a nosotros mismos y si nos conocemos podemos saber por qué hacemos lo que hacemos y si sabemos esto podemos llegar a saber qué pensamos y cómo nos sentimos cuando nos ha acontecido, sobre todo, una situación que nos ha generado malestar.

Con la introspección podemos indagar en qué ha podido pasar en nuestro interior para no volver a repetirlo, o si ha sido algo beneficioso podemos volver a indagar para poder repetirlo…imagínate.

Dicho esto, ¿cómo se hace la introspección?
No es algo liviano, lo primero de todo tenemos que practicarlo mucho, también es muy importante hacerse las preguntas adecuadas, para ello, yo te voy a dar alguna idea de qué preguntarse, después a ti lo mismo con estas preguntas te salen otras, pero para empezar a practicar estas son sencillas:

1. ¿Qué siento?
2. ¿Qué pensaba antes y qué pienso ahora?
3. ¿Qué me ha hecho reaccionar de esta manera?
4. ¿Cómo he reaccionado anteriormente en situaciones parecidas?
5. ¿Qué puedo yo hacer para mejorar?

Hay que tener en cuenta que igual de importante que es saber cuales son las preguntas adecuadas es importante saber cuando hacérselas. Generalmente el momento adecuado va a ser cuando haya sucedido algo que te haya hecho sentir mal, algo que te ha hecho debilitar una relación o que te haya provocado dolor.
También sería adecuado aunque pensemos que no, hacerlo cuando estés pasando un momento muy feliz, hacerlo, como decía antes, te va ayudar a que esos momentos se repitan.

Con este post tampoco te estoy diciendo que vayas haciendo introspección a todas horas, corremos el riesgo de obsesionarnos, tan solo tomarlo con una práctica que nos ayude a reflexionar en determinados momentos.

Te invito a que pruebes y me cuentes que tal te ha ido, espero que te sea de ayuda.
Por supuesto si quieres profundizar siempre puedes mandarme un mail y consultarme a  maria.mendezmoya@gmail.com

Y si te ha gustado este post y piensas que le puede ayudar a alguien más, no dudes en compartir.

Muchas gracias por leer, pasa un buen día y hasta pronto 😉

2 comentarios

  1. Que bien explicado y que útil! Porque a veces quieres conocerte más a ti mismo y no sabes por donde empezar, me han encantado las preguntas, son una guía genial! Me gusta sobre todo la 4 para entender por qué en una sitiación concreta has reaccionado de una manera poco habitual. Gracias!

  2. Muchas gracias por comentar guapa!
    La verdad es q a mi me gusta mucho esta técnica!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *