5 consejos para gestionar las emociones

A lo largo de los otros posts habréis podido leer acerca de algunas emociones y de lo que nos hacen sentir.
Hoy quisiera dedicarme a hablar un poco más sobre ellas.
Como decía en mi primer post sobre la resiliencia existen emociones las cuales nos entregamos a ellas con decisión y otras que son más difíciles de gestionar porque nos producen dolor.
Las emociones  como son la alegría, el amor, la satisfacción no necesitamos gestionarlas, por así decirlo, las aceptamos con orgullo porque nos hacen sentir maravillosamente.
¿Qué hacemos entonces con las que son más dificiles?¿Cómo se afronta o se gestiona una emoción que produce tristeza y nos provoca? Seguramente estarás pensando.
Las emociones  como son la tristeza, la ira, el miedo, no son más que respuestas adaptativas que tiene nuestra mente para poder adaptarnos a una nueva situación.
Las emociones aunque son internas siempre van relacionadas con algo externo, es decir personas o situaciones que nos han hecho sentir de determinada manera.
Para poder gestionar o afrontar una determinada emoción es necesario, primeramente, que hagas introspección, es cierto que es una palabra muy técnica pero en cuanto empieces a usarla te darás cuenta de lo importante que es para poder ir creciendo y superando situaciones.
La introspección no es más que el conocimiento de uno mismo, tenemos que conocer quienes somos, cuales son nuestros puntos fuertes, cuales nuestros puntos débiles, qué limitaciones tenemos para poder gestionar las emociones de manera adecuada.
También tienes que tener en cuenta, a la hora de poder conocerte a ti, que cómo tu seas tiene mucho que ver con tu historia, con las experiencias que has tenido desde que naciste tanto en el seno familiar, como a medida que has ido creciendo no sólo en la familia si no también en las relaciones sociales, laborales etc…
Una vez que has hecho introspección y conoces cuales son tus maneras de actuar y reaccionar ante las diversas situaciones que se te presentan, lo siguiente es interaccionar con los demás, es con los demás con quien la vas a expresar (o por lo menos deberías, ya hablaremos de esto al final).
Si la emoción  que estas compartiendo con el de enfrente es agradable no hay nada que explicar, los dos contagiados de tanta emoción estareis más que felices.

La cosa empieza a complicarse cuando tienes que lidiar con los demás y con tus emociones que provocan malestar, ¿qué haceis vosotros con la tristeza, la ira o el miedo cuando se te presentan? ¿te las guardas? ¿las expresas con los demás?

Me gustaría darte algunos consejos que pueden serte útiles a la hora de tratar con tus emociones y con la relaciones:

1. No me cansaré de decirlo,acepta el dolor igual que aceptas la alegría. Acepta tus emociones. TODAS LAS EMOCIONES SON VÁLIDAS
2. También ten en cuenta que las emociones de los demás son igual de válidas que las tuyas.
3. No eres lo que piensas, los pensamientos suelen dirigir las emociones, así que trata de cazarlos antes de que empiecen a hacer mella, por ejemplo, un pensamiento de que no eres capaz de hacer algo puede provocar no sólo una baja autoestima si no también una emoción de tristeza acompañada, así que, si estás pensando si eres capaz o no, ten en cuenta primero tus limitaciones y luego tu motivación y disposición y convéncete de que sí eres capaz.
4. Procura no reprimir tus emociones, trata de expresar siempre lo que sientes, sobre todo en lo que se refiere a la relación con los demás, piensa que cuanto más te expreses con el otro, más sana y sincera será tu relación, y en cuanto tienes una conversación con el otro en el que expresas cómo te sientes esas emociones suelen calmarse.

5. Estudia tus reacciones ante las emociones. Valora si tus reacciones son adecuadas, si por ejemplo tu emoción es ira y sueles reaccionar de una manera poco adecuada, prepara un plan de actuación para relajarte para no tomar decisiones en ese estado, por ejemplo.

Espero haberos ayudado con este post, si tenéis dudas o queréis consultarme algo en particular podéis mandarme un mail.

Que paséis un buen día!!

(Este post esta reeditado, en un principio hablaba sobre “emociones positivas y negativas”, quisiera aclarar que esto lo hice así debido a que quería diferenciar de algún modo cuales son las emociones que nos producen sensaciones agradables de las que producen sensaciones desagradables, recalcar que todas las emociones son válidas cómo decía antes y que eliminar los extremos puede hacernos sentir mejor)

4 comentarios

  1. Me ha gustado mucho. Pprque a veces pensamos que ese tipo de emociones hay q rechazarlas y no es así,hay que aceptarlas. Los consejos que das son muy útiles para ayudarnos a conocernos mejor y valorar como actuamos según la emoción que estemos sintiendo.
    Un beso

  2. Muchas gracias guapa
    Me alegro que te haya gustado

  3. Muy bien,unos consejos muy acertados,sigue así nos abre los ojos

  4. Muy bien,unos consejos muy acertados,sigue así nos abre los ojos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *